ESOTERISMO

 

 

 

 

 

Tarot Esoterismo

 

Soy Andrea Casas, vidente de nacimiento y practico el tarot esoterismo. Quiero descubrirte el mundo esotérico y poder revelarte aquello que necesites con mi don. Te ayudaré a traer armonía en tu vida con lo que me revelen las cartas del Tarot.

806 433 098
visa mastercard910 929 861

Coste 806 : 1,21 euros/min red fija, 1,57 euros/min red móvil, impuestos incluidos.
Mayores de 18 años. Servicio prestado por C.Fuentes A C 55. Madrid, España

Atrévete a saber más sobre el tarot esoterico. El mundo del esoterismo te espera. Las cartas del tarot pueden ser muy reveladoras. Por ello las empleo en mis sesiones, aunque soy vidente de nacimiento y también podré ayudarte sin ayuda de las cartas. Ser vidente de nacimiento ha marcado mi vida.

 

 

tarot esoterismo

Tarot esoterismo

Mi nombre es Andrea, tarotista y vidente de nacimiento y quiero descubirte el significado de esoterismo. Para los que realmente nacemos con una facultad más desarrollada de lo normal, sabemos que el tarot esoterismo viene de épocas pasadas. Sólo unos pocos, los no considerados como normales, podían tener acceso a la información privilegiada. En el pasado, todo lo que no era tangible y evidente bajo los ojos de los mortales ocasionaba miedo. Sin embargo unos pocos iniciados fueron capaces de mantener la esencia real de lo que es verdaderamente el tarot esoterismo. Es decir, de lo que existe más allá de nuestro campo físico visual. Lo que por ley divina nos corresponde conocer y aplicar para nuestro propio beneficio. Por ello es que, poco a poco, a pesar del rechazo y desconfianza, el tarot esoterismo ha ayudado al ser humano. Desde tiempos pasados, hasta nuestros días, el esoterismo ha sido y es una ciencia oculta cada vez más utilizada.
No obstante, no todos los que dicen practicar el tarot esoterismo realmente lo hacen de una forma fiable. Por eso, te aconsejo que te informes bien, y que sigas leyendo. Has llegado al lugar acertado.

 

 

 

tarot esoterismo

Tarotista Andrea

Soy Andrea, la gran apasionada por el tarot esoterico real y fiable. Por ello me llaman tarotista Andrea o vidente Andrea. De adolescente me llamaban ¨La esotérica¨, como recuerdo que decían, ahí viene la esotérica, la rarita esa. La verdad que ahora ya veo esa frase con otros ojos. En este momento, hasta me llena de orgullo.
Cuando nací, lo único que decía mi madre que tenía de diferente a cualquier niña, era ser  extremadamente sentimental. Es decir, muy aprensiva, vamos lo que viene siendo una ñoña de toda la vida. Imagínate a esta rarita con esa esencia tan melodramática, ser mi amiga sin duda era algo muy intenso. El caso es que fui creciendo y en vez de gustarme las muñecas, me gustaban las piedras. Sí, esos minerales fantásticos que están cargados de energía de la buena para ayudarte cuando lo necesitas. Pues si, yo era y soy Tarotista Andrea, fanática de las piedras.
Me comenzaron a atraer porque encontraba en ellas una conexión celestial. Una conexión que según la piedra que tocara me cambiaba para bien o para mal el estado en el que estaba.

Vidente Andrea

La verdad que ahora que estoy recordando, me doy cuenta que cada día estaba sin darme cuenta, más metida en el tema esotérico. Soy Vidente Andrea, y  desde mi nacimiento presenté rasgos de videncia. Me acuerdo que empecé a tener sueños extraños. Entonces, no sabia el por qué, pero cuando me despertaba tenia que contarlos rápido antes de olvidarlos.
En aquel momento, por mi temprana edad, todavía no manejaba conscientemente mi videncia. Por ello me apuraba para contárselo generalmente a mi madre, la única que parecía entenderme.
Una vez, recuerdo que soñé que del coche de mi tía salía fuego. Podrás imaginar que angustia me generó eso porque mi tía no me creía. Claro, en ese momento no era aún conocida como vidente Andrea. Encima, el coche era nuevo y yo en el sueño la vi a ella con mi madre  y que el coche ardía. El caso es que mi tía está muy apegada a mi madre, y suelen hacer recados juntas.
Recuerdo como si fuera ayer la ansiedad e impotencia que sentí ese día. Y es que ella no entendía que de verdad lo que yo le decía iba a pasar. Le rogué que no cogiera el coche y que menos se llevara a mi madre con ella, pero nada.
La verdad, debo dar gracias a los protectores que tenemos y a mi contacto con ellos. La situación, no pasó a mayores. Evidentemente el coche si ardió, tal como yo le dije, pero ellas acababan de bajarse del coche. Se encontraban entrando a la tienda cuando escucharon la explosión.
Nunca se me va a olvidar esto, porque ya no era la rarita, la esotérica. Ahora tenía algo de donde poder decir yo te dije como iba a pasar todo y pasó. Pero empecé a sentirme preocupada y con un sentimiento de culpa horroroso, porque me creía responsable de lo que había pasado. Y es que,  de cierta manera no hice lo que fuera por impedir que no se montaran. El caso es que mi mundo giraba en torno a mi madre, tengo que confesar que soy muy madrera . Todavía hoy en día.

 

 

 

 

Debido a este sentimiento de culpabilidad, quise huir de todo lo que sabía, de todo lo que fui investigando. Trate de cortar con lo que me venía a través de comunicaciones, inclusive intentaba despertarme antes. Los sueños premonitorios me surgían justo antes de mi despertar normal, por eso ponía el despertador más temprano.
El caso es que no fue buena idea, porque yo seguía sabiendo las cosas y conectando con el otro lado cada día con más facilidad.  Como vidente, tan solo con ver una persona me enteraba de muchas cosas. La mayoría no me interesaban, pero de manera inconsciente sabía cosas.
Por mucho que lo evadiera, tenía una conexión con el mundo espiritual cada vez más desarrollado. Así que esa etapa fue como destapar la caja de pandora. Entré de lleno a relacionarme con temas esotéricos reales. Además me formé con la escuela espiritista más conocida y respetada del gremio. A partir de entonces la gente me fue conociendo como Vidente Andrea. Participé en reuniones energéticas y actividades especiales con diversos fines. Mi aprendizaje, lo hice muy intenso porque no tenía que aprender. Unicamente tenía que dejar fluir mis conocimientos y mi facultad. Por eso, pulí hasta tal punto mi videncia en el mundo esotérico.
Al final,  me asignaron junto a un grupo de maestros ascendidos de las más alta vibración. Actualmente tan solo con tenerte cerca y en un ambiente tranquilo, con una sencilla meditación puedo conectar con tu vida. Cuando no tengo a la persona cerca suelo usar las cartas del gran tarot esotérico para conectar. Me es muy fácil de canalizar cualquier tirada, ya sea de dinero, amor, trabajo. Los arcanos para mí, son vidas abiertas y puedo ver con el tarot esotérico, lo oculto para cada vida.

 

vidente andrea

 

Creo que ya me vine arriba porque veo todo lo que he escrito y tremendo rollazo te mandé con mi vida. Todos me conocen como tarotista Andrea o Vidente Andrea. Tengo un don que considero debo compartir con todos los que necesiten mi ayuda. Estoy dispuesta a ayudarte en lo que necesites. Encuentra tu respuesta mediante el tarot esoterismo.